Páginas vistas en total

jueves, 9 de marzo de 2017

80 Grados: Cocina En Miniatura A Baja Temperatura



Es una idea fabulosa la de presentar una gran oferta de pequeños platos para así poder probar diferentes sabores y texturas, calientes y frías de carnes, pescados, verduras o un mix de ellas.

Ese es el espíritu de 80 GRADOS, platillos de inspiración tradicional con toques modernos y cocinados a baja temperatura para mantener las mejores condiciones de los alimentos.

Nos reunimos un grupo de compañer@s de trabajo para compartir con un@s colegas de Inglaterra y queríamos algo informal con un toque innovador.

Fuimos al local de la C/Manuela Malasaña, 10 y salimos encantados de la experiencia.


Éramos 8 personas y pedimos los dos entrantes para compartir que tienen en carta al centro de la mesa y otros dos platillos cada uno.

Al centro iban los Fingers chips de pollo con salsa de mostaza y miel y las Patatas bravas a su manera:





Fueron saliendo todos los platillos a la vez, pues el servicio es muy ágil. Llegó su famoso Salmorejo con helado de parmesano y jamón ibérico:


El deliciosísimo Huevo trufado, patatas y jamón (el huevo pochado a baja temperatura me entusiasma), con una presentación en un bol con forma de huevo cascado precioso:


El Tartar de salmón con crema de aguacate y gazpacho de mango y el otro crudo Steak tartar con helado de mostaza (para mi gusto le sobraban tantos "gusanitos"):




La  Tosta de Hojaldre, ragout de champiñones y jamón ibérico y las Empanadillas de langostinos al curry con ketchup de cereza estaban muy ricas:




También se pidió el Bocadillo crujiente de calamares en pan de cristal, el Cochinillo confitado con papel de patata y las Croquetas de boletus:



Pero, sin duda, lo que más me gustó fue el Mollete al vapor planchado relleno de secreto ibérico:


Tras el despliegue de salados, probando y compartiendo, nos lanzamos a los postres. Al ser tantas personas pudimos pedir los cinco postres y elegir el más rico a nuestro gusto. 

El Tiramisú desestructurado y la tarta de queso con sorbete de frutos rojos:



El blanco limón y la galleta Oreo con helado de caramelo:




Y un inclasificable postre llamado Leche con galletas y chocolate, que me pareció muy insulso...



En conclusión: un lugar muy desenfadado para quedar con amigos y probar muchas cosas, todas ellas muy correctas (aunque unas más flojas que otras, ya sabéis para gustos los colores) y con un precio muy ajustado. Los platillos oscilan entre los 2,2 euros de las croquetas a los 4,90 de los más caros.

Recomendable 100%. Yo desde luego volveré a probar los platillos que me faltaron... jajaja


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...